El turismo crea la mitad del empleo nuevo en 2015

La mejora en las cifras del paro de este año se debe en gran parte a la creación de puestos de trabajo en el sector turístico.

¿Es esto una buena noticia? En parte si pero, por otro lado, hay expertos a los que les preocupa que la creación de empleo se este basando en un sector que suele pagar salarios bajos a sus trabajadores.

En este artículo de El Economista se dan unos cuantos datos recientes del Ministerio de Industria y del INE que dan que pensar:

Desde principios de año, el número de puestos de trabajo en este sector ha aumentado en 304.517 empleados. Esto quiere decir que el turismo es el sector que ha creado el 53% del más de medio millón de empleos nuevos en los siete primeros meses de 2015.

El salario medio en hostelería es de 13.354 Euros al año, un 40% menos que los 22.605 euros que son la media nacional y el más bajo de todos los sectores de actividad. Es muy probable que los salarios de muchos de esos nuevos puestos de trabajo sean bajos, en línea con ese sueldo medio en hostelería.

Turismo responsable y salario turístico

El turismo responsable se preocupa por minimizar los impactos negativos del turismo allí donde se sufren y de vigilar la sostenibilidad en el tiempo de la actividad turística como motor económico. ¿Tiene esto algo que ver con el tipo de sueldos que se pagan en ese sector? Pues según varios economistas, que he escuchado en diferentes foros relacionados con el turismo responsable, tiene mucho que ver.

Miquel Puig cree que el modelo turístico de la cuidad de Barcelona genera paro y que los salarios son tan bajos que, con lo que pagarán esos trabajadores en impuestos, no se cubrirá a medio y largo plazo lo que percibirán en prestaciones sociales a lo largo de su vida.

En la misma línea el profesor Albert Recio pone en cuestión la sostenibilidad de un modelo de turismo basado en puestos de trabajo poco cualificados y con salarios bajos. Este es el verdadero problema del modelo turístico actual en España según él.

Me parece interesante desarrollar un poco más los argumentos que hay detrás de estas tesis:

El turismo, una historia de éxito

El turismo es uno de los grandes éxitos de la política española desde que en los sesenta se decidió apostar por él. Esto se puede ver observando los ciclos económicos de los últimos 20 años y comparando los datos con los de otros países.

Tomando los datos de 2013 (que fue el peor año de la crisis y un momento en que la construcción está totalmente parada por lo cual estos datos no tienen que ver con ella) y comparando este ciclo con el anterior, en estos últimos 20 años, España fue una máquina de crear empleo en comparación con los otros países europeos. Estos son los datos de crecimiento del empleo en estos veinte años:

  • España 54%
  • Austria 19%
  • Alemania 19%
  • Reino Unido 17%
  • Dinamarca 5%
  • Finlandia 1%

El turismo crea riqueza igual que la industria y la ganadería, creando puestos de trabajo y aumentando la producción y el PIB. Después del turismo hay más a repartir y somos más a repartir. La cuestión es medir los resultados para ver que está pasando.

Trabajador y salario turísticos, dos conceptos escurridizos

Se suele decir que el 12 % – 15 % de los puestos de trabajo son turísticos pero en realidad no se sabe que es un “trabajador turístico”: un taxista o un dependiente de una tienda de ropa en una calle de una ciudad turística ¿Son trabajadores turísticos?.

Por las estadísticas oficiales sabemos cuantos extranjeros entran gracias a Frontur y cuanto gastan gracias a Egatur que son las encuestas oficiales. Pero lo que se gastan los turistas no es lo mismo que el valor que genera el turismo. Éste es difícil de calcular ya que,  si el turista compra un artículo de ropa que ha sido fabricado en China, o si compra en una cadena extranjera, parte del valor no se queda aquí y va a parar a otro lugar.

Pero aunque no haya estadísticas oficiales si que tenemos muchos indicios con los que se puede trabajar para saber que es lo que está sucediendo.

Creación de trabajo y riqueza pero ¿a que coste?

Por esos indicios sabemos que las zonas turísticas crean más trabajo y en ellas el PIB crece más rápidamente que en otras. Baleares es una comunidad que está muy especializada en turismo y podemos considerarla como un termómetro: en estos dos ciclos que se han producido en los últimos 20 años, el PIB alemán creció un 65% mientras que en Baleares fue un 212%. En esa etapa, Alemania aumento el número de empleados en un 20% mientras que Las Baleares lo hicieron en 115%. Estos son indicios manifiestos de que las economías turísticas han tenido buenos efectos.

Otra de las cosas que sabemos por otros indicios es que el turismo paga poco a sus trabajadores. No sabemos cuanto paga exactamente, por lo que acabamos de comentar acerca de la falta de estadísticas, pero si que podemos basarnos en otros datos: Baleares tienen una renta per cápita que es un 5% más alta que la media en España, mientras que la media salarial está 8% por debajo.

Pero los salarios bajos tienen consecuencias negativas para la salud de la sociedad que tenemos que poner en relación con los beneficios. Esto es crucial para analizar que es lo que sucede con el modelo de turismo actual, no solo por una cuestión de humanidad, sino para cualquier persona interesada en la salud de la sociedad.

Las consecuencias negativas de los salarios bajos en un sector de actividad económica son tres:

1 El turismo que paga salarios bajos genera poco valor.
El turismo es una actividad de servicios donde el turista compra arquitectura, patrimonio cultural o sol y playa, pero aquello por lo que se paga es por horas de servicio. Si los salarios del camarero, el personal de limpieza o el restaurador son bajos, se paga poco y se crea poco valor. La pregunta que surge aquí es ¿Por que estamos vendiendo tanto atractivo tan barato?.
Un indicio de que esto es así es que hace 20 años Baleares era la comunidad más rica de España mientras ahora es la 7. Su apuesta por el turismo ha hecho que haya creado poco valor y otras economías menos turísticas como Navarra, Rioja, Madrid, Cataluña, País Vasco le han adelantado.

2 Los bajos salarios tienen consecuencias negativas sobre el mercado laboral: Abandono escolar prematuro.
Los jóvenes cuando acaban la educación obligatoria han de tomar la decisión de si seguir o no estudiando y la razón principal para decidir es si existen o no puestos poco cualificados en el mercado. Si no los hay siguen estudiando y si los hay se ponen a trabajar.
En Europa hay 273 regiones comparables a las comunidades autónomas.  Estos son los puestos de estas regiones de la UE en abandono escolar prematuro:  1 Las Azonres 2 Ceuta y Melilla 3 Baleares 12 Cataluña 11 Cerdeña 13 Sicilia.

Si tenemos puestos de trabajo poco cualificados y no remunerados muchas veces éstos acaban siendo desempeñados por inmigrantes. La dinámica que se forma es la de estudiantes que dejan de estudiar para coger esos puestos de trabajo que acaban desempeñando inmigrantes. Curiosamente Alemania en esos 20 años ha bajado el número de desempleados respecto a los que tenía antes y Baleares tiene cuatro veces más.
Este modelo de turismo fue muy bueno en los sesenta y setenta cuando España estaba llena de agricultores que querían abandonar el campo y cuyo sueño era que sus hijos dejasen el campo. Este perfil ya se ha acabado pero seguimos creando puestos de trabajo de este tipo.

Somos después de Irlanda la economía que más puestos de trabajo ha creado y la que más paro ha creado.

3 Un sector con salarios bajos acaba siendo subvencionado por el resto de la sociedad.
Un mileurista que ha trabajado durante toda su vida cumpliendo con sus deberes fiscales pagará 100 mil euros en impuestos mientras que la educación pública, sanidad pública y ayudas a la dependencia pública le costaran al Estado para esa persona 200 mil euros.
El empleado barato acaba costando mucho, lo cual da pie a hacer la reflexión de que cuando alguien está contratando a un mileurista esta realizando una actividad subvencionada por el resto de la sociedad.

El sistema de precios de la economía de mercado funciona si los precios reflejan los coste y, si no lo reflejan, hay una distorsión. Un sector de la economía con unos salarios tan baratos es un sector distorsionado que provoca una subvención enorme del resto de la economía y amenaza el estado de bienestar.

Me gustaría insistir en que los dos economistas de los que he hablado en este artículo están a favor del turismo y que con lo que se muestran críticos es con  el modelo actual que, en su opinión, se debería de mejorar.

Según Albert Recio los países normalmente suelen conseguir lo que se proponen. España es un país turístico por que es lo que se ha propuesto ser desde hace muchos años. Si se propone gestionar bien el turismo, también se puede conseguir.

Imagen: Por Florian Plag (Flickr: Serve chilled.) [CC BY 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0)], undefined

Toda la argumentación del economista Albert Recio en la que he basado parte de este artículo se puede seguir en este vídeo en catalán en una conferencia sobre turismo responsable.