Los formatos de vídeo que modifican la velocidad para mostrar en espacios cortos de tiempo imágenes grabadas en intervalos más largos, son una tendencia audiovisual en este momento. Se trata de técnicas como el time-lapse donde la cámara suele permanecer fija o el hyperlapse donde la cámara se mueve además de modificar la velocidad de lo que se graba.

No es que acaben de inventarse por que ya existían desde hace mucho tiempo como estos famosos time-lapse de grandes ciudades y paisajes que contenía la película koyaanisqatsi (1983) que iban acompañados de música de Philip Glass.  Pero ahora Instagram ha sacado una app llamada Hyperlapse y la cámara de los Iphone también ofrece la posibilidad de hacer time-lapse, con lo que todo el mundo se va a poder poner a hacerlos.

A nivel profesional, con los nuevos avances fotográficos se pueden hacer cosas con resultados expectaculares que llaman la atención. Algunos destinos turísticos y también algunas empresas se han percatado y están encargando este tipo de material.

Como ejemplo, el vídeo Barcelona Go! del fotógrafo especializado en fotografía de viajes Rob Withworth  :

El vídeo se ha hecho con el apoyo de la Agencia Catalana de Turismo y en este artículo del blog Time Lapse Network se pueden encontrar algunos detalles técnicos que desvela el autor y una entrevista con él.