Buscador de contenidos audiovisuales.
En un negocio turístico Youtube es importante por dos razones diferentes:

  1. Se trata del segundo buscador más utilizado después de Google y puede aumentar la visibilidad de un negocio o una marca generando visitas y mejorando la conversión lo cual significa más reservas.
  2. Pero también hay que pensar que el vídeo es un lenguaje muy poderoso para hacer llegar un mensaje y que muchos usuarios de Internet lo prefieren al lenguaje escrito. Cualquier cifra que se consulte confirma que el vídeo es una de los formatos que mas se consumen en la red. Y cuando hablo del poder del vídeo en este sentido me refiero a considerarlo no solamente como una herramienta de marketing, sino también como una magnífica forma de dar información y, por lo tanto, de mejorar el servicio que se le ofrece al cliente.

A pesar de escuchar mucho acerca de la importancia de desarrollar una estrategia de Youtube turístico no veo demasiada innovación en muchas webs turísticas que me encuentro.
Tomaré como ejemplo los apartamentos turísticos que es donde tengo experiencia pero entiendo que mucho de lo que digo se puede aplicar a otros negocios turísticos.

Ser personal y cercano.
La forma clásica de utilizar Youtube para promocionar apartamentos es por medio de una galería automática de imágenes o en forma de un recorrido visual con la cámara por el apartamento y por algunos de los atractivos turísticos locales. Se suele incluir un audio con música e insertar algunos textos explicativos. Esto está muy bien por que se saca partido a todas as posibilidades multimedia del audiovisual pero a veces el tono general con el que se hacen estas presentaciones y el contenido que proponen no es del todo interesante.

El vídeo es una herramienta muy buena para introducir un elemento humano y personal de conexión con el usuario. Permite poner cara, voz y expresión corporal donde el texto y a la imagen fija no pueden. El vídeo sirve para generar cercanía que genera confianza.

Quienes manejan bien el lenguaje del vídeo son, como no, Airbnb. El anfitrión puede grabar un vídeo de 30 segundos para presentarse a si mismo en su perfil personal en lugar de para presentar el apartamento. Los vídeos que utiliza Airbnb para promocionarse mostrando a una persona en varios alojamientos como si fuese un huésped también están muy bien.

Ser útil y generar confianza.
Es cierto que muchas agencias de apartamentos no dan la posibilidad al propietario o al anfitrión de presentarse ni de colgar vídeos del apartamento. Pero si ese es el caso, hay otras formas de utilizar el vídeo para dar información al cliente:

Vídeos para ser vistos una vez que el cliente ha reservado donde el anfitrión puede presentarse y dar información útil para el día de llegada:

  • proponiendo un itinerario recomendado de llegada
  • mostrando el barrio
  • dando algunos consejos locales.
  • recordándole las normas de la casa si esta prohibido hacer fiestas por la noche etc

El propietario puede invitar a ver el vídeo en un email de confirmación.

Incluso puede ser vídeos para ser vistos una vez que el cliente llega al apartamento y que se pueden ver con el móvil a través de wifi. Hay veces que el check in se hace en las oficinas de la agencia y, en este caso, estaría bien tener un vídeo de bienvenida o uno con recomendaciones locales. El acceso a estos vídeos se podría hacer por medio de códigos QR presentados en el apartamento de una forma apropiada.

Puede ser que estos vídeos no promocionales no estén pensados para generar reservas inmediatamente, pero sirven para diferenciarse ya que no hay muchos que lo hagan y tienen una utilidad para el cliente. Quien ha reservado un apartamento o una casa rural siempre se queda con una pequeña duda de si ha acertado, de si les gustará el lugar una vez que han llegado, de si será fácil encontrarlo, de si hablaran o no en inglés. El vídeo es una buena forma de introducir ese elemento de cercanía y generar confianza.

Autenticidad versus profesionalidad.
Es verdad que producir un vídeo profesional es caro. Pero con un poco de tiempo, un equipo casero y un editor de vídeo se pueden hacer cosas interesantes. Si hay algo que pudimos aprender del fenómeno del Harlem Shake es que el vídeo montaje no es tan difícil de hacer. Además, el lenguaje publicitario de toda la vida está pasado de moda y todavía más si es en Youtube. Si eres alguien que tiene buena presencia, se te da bien hablar y quedas bien frente a la cámara, la falta de presupuesto no debería importarte. Se puede hacer que la frescura y autenticidad suplan la falta de medios y que, aunque el resultado no sea del todo profesional, esto acabe siendo un defecto a tu favor que sea visto como auténtico y genere más confianza en el usuario.

Eso si,hay que evitar publicar cosas que no te hagan quedar bien. Lo mejor será enseñarlo antes a alguien con sentido común y que conozca las redes sociales o el marketing.