Tres sesiones de diálogo coral entre los implicados en la actividad turística y un pacto local. Esa la forma en la que Barcelona se está orientando hacia el turismo responsable. Acaba de publicarse el documento “Barcelona, ciudad y turismo“, que recoge esta interesante iniciativa municipal.

En él documento se explica como se ha desarrollado el pacto que el ayuntamiento impulsó a finales de 2014. Desde un principio se plateó como un proceso de reflexión participativa para detectar retos futuros del turismo en la ciudad. Su objetivo es mejorar el encaje entre ellos, en el marco de un modelo responsable.  Este formato de diálogo sosegado parece preferible al de la tensa audiencia ciudadana sobre turismo del mes pasado.

Participantes

Se buscó dar voz a ciudadanos, empresas o instituciones implicadas en el turismo junto con expertos en la materia. Se ha invitando tanto a quienes viven del turismo como a los que tienen que convivir con él.

Los porcentajes en los que estuvieron distribuidos los participantes en función de su relación con el turismo fueron:

Distribución integrates del pacto local del turismo responsable Barcelona

Distribución de los Integrantes

Se organizaron tres sesiones de trabajo corales con más de 130 participantes. En ellas se buscó la forma en que las opiniones de todos pudiesen ser expuestas y contrastadas con los demás.

Para ello se utilizó un sistema de paneles y tarjetas que facilitase la recogida de opiniones de forma igualitaria. También la formación de los distintos grupos de trabajo ha buscado una distribución homogénea y los componentes han sido seleccionados de forma aleatoria. En cada una de las sesiones de trabajo la composición de los grupos fue cambiando para que se favoreciese la comunicación entre los asistentes.

Metodología

En la sesión primera “Tendencias y diagnóstico” se repartió a los participantes en cinco grupos para reflexionar en paralelo. Las tendencias que afectan a las ciudades turísticas y el turismo urbano fueron los tema de la sesión. Cada uno grupo identificó los impactos positivos y negativos que el turismo genera en Barcelona.

La segunda sesión, “Retos y temas clave de futuro”, tuvo la misma forma de trabajo que la primera. En este caso se trataba de identificar los temas clave y retos futuros de Barcelona para mejorar el encaje del turismo en la ciudad.

Posteriormente se realizó un análisis de todas las aportaciones generadas en el debate de esas dos sesiones. Luego se agruparon por ideas hasta identificar los 7 retos principales que sirvieron de punto de partida a la última sesión.

Para la tercera sesión, “Propuestas para mejorar el encaje entre ciudad y turismo” se formaron siete grupos de trabajo. Cada uno de ellos estaba centrado en uno de los retos descubiertos en las sesiones previas. Los participantes estaban distribuidos por grupos según sus preferencias. Cada 45 minutos todos los participantes cambiaban de grupo de forma que al final de la sesión de hora y media cada participante había debatido y aportado propuestas en dos grupos y dos retos.

Las sesiones contaban con facilitadores externos que moderaban la sesión y levantaban el acta y también hubo una intranet para compartir la documentación donde el participante podía opinar o completar sus aportaciones a las sesiones.

Las conclusiones se presentaron al Alcalde de Barcelona, al Consejo de Ciudad y a la Mesa Municipal de Turismo.

Impactos del turismo

Se enumeraron ocho impactos positivos en la ciudad como el crecimiento económico y la generación de riqueza, la multiculturalidad y cosmopolitismo que favorecen la mentalidad innovadora y abierta, el posicionamiento internacional, la atracción de talento, el mantenimiento de una oferta cultural de ocio y de infrastructuras en la ciudad.

Como impactos negativos aparecieron 11: masificación, banalización, conflictos de convivencia, turismofobia, falta de conexión turismo-ciudadano, desigualdad en la distribución en la riqueza, economía sumergida, complicaciones administrativas, comunicación negativa, acomodamiento tecnológico.

7 bases para un pacto local y 35 propuestas concretas

Analizados los impactos y los retos se elaboraron estas siete bases para un pacto local sobre el turismo sobre las que se trabajaron para pensar en propuestas concretas.

  1. Gestión y distribución inteligente de los flujos turísticos en la ciudad y el territorio.
  2. Reducción de los impactos negativos que genera el turismo en la ciudad.
  3. Ordenación, regulación y control de la actividad turística y de las actitudes incívicas.
  4. Definición de un nuevo modelo de gobernanza y financiamiento del turismo.
  5. Fomento de la identidad y la singularidad de Barcelona como destino sostenible, competitiva y de excelencia.
  6. Distribución más equitativa y transversal de los beneficios que genera el turismo.
  7. sensibilizar sobre los beneficios del turismo y favorecer la complicidad ciudadana.

Más allá de estas bases se han elaborado 35 propuestas concretas para mejorar el encaje del turismo en la ciudad que se pueden leer descargando el documento.