carlosgarciaweb

16 Feb, 2020

¿Etiquetas de huella de carbono para las vacaciones?

¿Podría funcionar un sistema de etiquetas de carbono para las vacaciones como el que existe para los electrodomésticos?

La sorpresa de la pasada temporada fue ver a potenciales turistas convertidos a activistas climáticos organizando un boicot a la aviación con el movimiento flight-shaming. Pero ¿qué hay del hotel o la comida? Cuando se trata de descarbonizar las vacaciones, ¿acaso no cuentan también? Si no se les presta atención, estos otros elementos pueden llegar provocar más emisiones de carbono que el transporte, según afirma un estudio reciente. Por el contrario, poniendo cuidado en las decisiones que afectan a todo el viaje, se podrían conseguir unos niveles de emisión aceptables incluso volando. Con turistas y negocios cada vez más sensibilizados, urge encontrar formas transparentes de reportar la huella ecológica de cada uno de los servicios del turismo. Separar el trigo de la paja es especialmente necesario cuando algunas empresas tienden a colgarse medallas climáticas sin fundamento. El maquillaje verde o greenwashing está a la orden del día, como se comentaba en otro lugar. En este contexto, se abre un espacio para la investigación y la innovación turística. Una de las propuestas barajándose  es un sistema de etiquetas de huella de carbono para las vacaciones en la línea de lo que ya existe para los electrodomésticos.

La comida ya contaba con sellos ecológicos como Slowfood. Ahora, se están dando nuevos pasos para informar del impacto medioambiental de los alimentos. La Guía Michelin ha empezado a mostrar junto a sus míticas estrellas el icono de un trébol para destacar a los restaurantes que han acreditado su sostenibilidad. Utilizar productos km cero o incluir menús vegetarianos y veganos puntúa al alza. En Reino Unido, Quorn, una popular marca de alimentación vegana, acaba de añadir gráficos de la huella de carbono a las etiquetas de sus productos principales. Otras tantas grandes marcas y supermercados no se han lanzado todavía, pero se lo están pensando. La prensa inglesa informaba de que Kit-Kat, Cheerios, Nescafe o Nestlé tienen planes de incluir información medioambiental junto a la nutricional.

Este etiquetado medioambiental no es ninguna novedad en el sector alimentario. La revista Wired recordaba el caso de los supermercados Tesco que lo introdujeron en 2007. Cinco años después, lo abandonaron por lo complicado que resultaba reunir toda la información necesaria. Desde entonces, la trazabilidad ha avanzado con la incorporación de nuevos sensores en la comida. También han surgido Startups que se dedican recopilar, analizar y darles usos comerciales a todos esos datos.

Junto a los restaurantes; hoteles, aerolíneas o cruceros podrían llegar a compartir sistemas para comparar niveles de eficiencia energética o de emisiones de gases de efecto invernadero entre competidores. Sellos, semáforos o calculadoras de carbono ayudarían los turistas que quieran mantener a raya la huella ecológica de sus vacaciones a tomar decisiones informadas.

Cabe preguntarse si a los negocios turísticos les interesará prestarse a este grado de transparencia. La lucha contra el cambio climático cuestiona la continuidad de muchas de sus actividades. Turistas potenciales más conscientes e informados podrían decidir quedarse en casa al enterase de que la cuota de carbono sostenible por persona es de unos 3000 km. para todo el año, mientras que un vuelo de ida y vuelta de Barcelona a Berlín son casi 500, 1800 a Nueva York o 3000 a Tailandia.

Además, la fatiga por todo tipo de certificados y etiquetados que envuelven los productos de consumo podrían hacer casi invisible uno más. Sin embargo, a pesar de la saturación, algunas alertas visuales con colores introducidas recientemente han conseguido mantener al público alejado de las comidas menos saludables o los electrodomésticos más contaminantes. Lo mismo podría pasar con hoteles, restaurantes o aviones. 

Utilizaré tu email para avisarte de nuevas publicaciones -artículos o libros- y, excepcionalmente, para informarte de cambios importantes en la gestión del blog. En la página de Condiciones de Privacidad podrás saber como gestionar y proteger la información que envías. 

El New York Times sintoniza con Airbnb en Barcelona

A pesar de ser el primero y uno de sus mayores mercados, la gran manzana no ha sido tradicionalmente una plaza fácil para Airbnb, al menos hasta ahora. A la prensa local, el flower power californiano de empresas tecnológicas hablando de una supuesta «economía...

El idilio europeo de Airbnb con la Comisión

En marzo del 2020 la Comisión Europea daba la noticia de que las principales plataformas digitales turísticas accedían a compartir datos de alojamiento con Eurostat, la oficina estadística de la UE. Publicada por la propia comisión para celebrar el acuerdo, la nota de...

¿Una Europa digital sin los europeos?

A finales del año pasado la Comisión presentó su propuesta para una nueva ley de servicios digitales europea. La DSA —Digital Services Act— se está elaborando como reemplazo urgente de viejas normas de Internet que ya han dado señales de agotamiento, en especial, la...

El limbo más allá de la frontera electrónica

En la que podría considerarse zona cero del fenómeno de las noticias falsas o fake news, es precisamente donde creen haber encontrado la clave para combatir la desinformación. Según Facebook, habría llegado el momento de revisar una de las principales normas que ha...

El refugio de temporada de los alquileres turísticos

Sobre la afirmación de que con la pandemia el alquiler turístico estaría pasando masivamente a residencial, todavía no hay información concluyente. Durante las primeras semanas de confinamiento en marzo de 2020, la principal asociación de apartamentos turísticos de...

Jugando al monopolio con Airbnb

La tendencia natural a la concentración es especialmente intensa en la economía digital. Más que una inclinación, alcanzar una posición de domino es prácticamente una obligación para ciertas compañías tecnológicas. A pesar de que entre negocios como Google, Apple o...

Airbnb y la siliconización de las finanzas

Desde que los fundadores de Google —asesorados por el financiero Warren Buffett— la descubrieran, Silicon Valley viene explotando una debilidad de Wall Street. A cambio de encontrar dónde poner todo ese dinero, los mercados están dispuestos a hacer concesiones. El...

Portada Airbnbullshit la conrtra historia de Airbnb contada desde Barcelona

LIBRO

Airbnbullshit: la historia de Airbnb contada desde Barcelona

Por Carlos García

Érase una vez… Airbnb y sus mil y un cuentos para someter a las ciudades. La economía colaborativa, el home sharing —compartir hogar— o la comunidad Airbnb son relatos publicitarios que la multinacional utiliza con maestría para reforzar su marca e imponer un modelo de negocio y de turismo conflictivo. Esta es la historia de Airbnb contada desde Barcelona.