¿Quién podría ponerle pegas a algo que combina dos universales que son buenos en sí mismos? Sólo un desalmado sería capaz de oponerse al home sharing o compartir hogar, una práctica donde la pertenencia se funde con la hospitalidad. Esa es la lógica que se adivina detrás de un concepto que, sin embargo, requiere una revisión minuciosa.

En manos de una gran corporación, se convierte una táctica de expansión comercial y en una herramienta de presión poderosas. El home sharing ha sido, sin lugar a dudas, la pieza principal de la maquinaria propagandística de Airbnb.

En el libro Lo llaman compartir hogar analizo cómo la compañía ha estado utilizando ese enunciado noble para colarse y crecer en el mercado turístico y lo ha transformado en un troyano con el que espera desactivar la resistencia de las ciudades hostiles.

portada libro critica Airbnb
Libro 4€

Lo llaman compartir hogar.
Desmontando el bello cuento de Airbnb.