carlosgarciaweb

26 Nov, 2013

Sello de calidad para los apartamentos turísticos de Cataluña

Desde hace años he oído hablar de la conveniencia de un sello de calidad para los apartamentos turísticos en reuniones del sector. Asociaciones como APARTUR en Barcelona o FEDERATUR en toda Cataluña se han pronunciado a favor y han realizado acercamientos a la administración solicitándolo. Ahora hay noticias de que en Cataluña pronto estará en […]

Desde hace años he oído hablar de la conveniencia de un sello de calidad para los apartamentos turísticos en reuniones del sector. Asociaciones como APARTUR en Barcelona o FEDERATUR en toda Cataluña se han pronunciado a favor y han realizado acercamientos a la administración solicitándolo.
Ahora hay noticias de que en Cataluña pronto estará en marcha un sello de calidad para los apartamentos turísticos.

De hecho, la calificación de apartamentos en Cataluña ya existe. En 2011 la administración acordó el modelo de categorización de apartamentos turísticos y viviendas de uso turístico con diversas asociaciones del sector incluidas APARTUR y FEDERATUR.

Sin embargo, este sello no se esta utilizando de momento: la Guía Oficial de Establecimientos Turísticos tiene una opción de filtrado por calidad representada por llaves pero esta opción no da resultados, de momento; y en la web de Departamento de Empresa y Ocupación se dice que la categorización de apartamentos está en la fase de preparación de formularios.

Algunos datos que ya se conocen acerca de la calificación:

Se trata de una opción  que los empresarios o propietarios pueden solicitar libremente.

Quien solicitará la calificación es el propietario que esté inscrito debidamente en el registro de Turismo de Cataluña.

Los formularios estarán en la web del Departamento de Empresa y Ocupación en un futuro próximo para descargar de la web en este link. La administración catalana estará preparada para recibir los formularios de quienes decidan adherirse al modelo a partir de mediados de diciembre.
Para obtener una calificación u otra se puntuaran diversos aspectos tanto de la calidad del alojamiento como del servicio y se hará una media.  Para ello el propietario enviará un formulario donde hará constan sus datos (que deben coincidir con los publicados en el registro de turismo) y donde marcará con cruces las opciones que correspondan a su alojamiento.  Los formularios, tanto para viviendas de uso turístico (HUT) como para apartamentos turísticos, tiene un apartado de ficha del alojamiento, una información general y una serie de Items que hay que seleccionar en función del equipamiento y servicio que disponga.  Los formularios proporcionados por la Dirección General de Turismo pueden consultarse en este link.

El precio para la obtención de la categoría se calcula de la siguiente manera:

  • Para las viviendas de uso turístico HUT: 144,45 por HUT con el 50% de descuento a partir de la segunda vivienda situada en el mismo edificio que se califique.
  • Para los establecimientos de apartamentos: 198,77 por cada establecimiento sumando 1,21 por cada unidad o apartamento dentro del establecimiento.

La revisión o renovación cuesta aproximadamente la mitad.

Siguiendo el ejemplo de las estrellas para los hoteles o las espigas para el alojamiento rural, la calificación asignara entre una a cinco llaves al apartamento.

espigas-casa-rural

Utilizaré tu email para avisarte de nuevas publicaciones -artículos o libros- y, excepcionalmente, para informarte de cambios importantes en la gestión del blog. En la página de Condiciones de Privacidad podrás saber como gestionar y proteger la información que envías. 

Facebook como una infraestructura digital pública por accidente

Facebook pone su beneficio por encima del interés público, dice la informante Frances Haugen. Si con un titular así el periódico británico The Guardian pretendía denunciar un comportamiento escandaloso, lo que consiguió en su lugar fue sencillamente enunciar —de...

El New York Times sintoniza con Airbnb en Barcelona

A pesar de ser el primero y uno de sus mayores mercados, la gran manzana no ha sido tradicionalmente una plaza fácil para Airbnb, al menos hasta ahora. A la prensa local, el flower power californiano de empresas tecnológicas hablando de una supuesta «economía...

El idilio europeo de Airbnb con la Comisión

En marzo del 2020 la Comisión Europea daba la noticia de que las principales plataformas digitales turísticas accedían a compartir datos de alojamiento con Eurostat, la oficina estadística de la UE. Publicada por la propia comisión para celebrar el acuerdo, la nota de...

¿Una Europa digital sin los europeos?

A finales del año pasado la Comisión presentó su propuesta para una nueva ley de servicios digitales europea. La DSA —Digital Services Act— se está elaborando como reemplazo urgente de viejas normas de Internet que ya han dado señales de agotamiento, en especial, la...

El limbo más allá de la frontera electrónica

En la que podría considerarse zona cero del fenómeno de las noticias falsas o fake news, es precisamente donde creen haber encontrado la clave para combatir la desinformación. Según Facebook, habría llegado el momento de revisar una de las principales normas que ha...

El refugio de temporada de los alquileres turísticos

Sobre la afirmación de que con la pandemia el alquiler turístico estaría pasando masivamente a residencial, todavía no hay información concluyente. Durante las primeras semanas de confinamiento en marzo de 2020, la principal asociación de apartamentos turísticos de...

Jugando al monopolio con Airbnb

La tendencia natural a la concentración es especialmente intensa en la economía digital. Más que una inclinación, alcanzar una posición de domino es prácticamente una obligación para ciertas compañías tecnológicas. A pesar de que entre negocios como Google, Apple o...

Portada Airbnbullshit la conrtra historia de Airbnb contada desde Barcelona

LIBRO

Airbnbullshit: la historia de Airbnb contada desde Barcelona

Por Carlos García

Érase una vez… Airbnb y sus mil y un cuentos para someter a las ciudades. La economía colaborativa, el home sharing —compartir hogar— o la comunidad Airbnb son relatos publicitarios que la multinacional utiliza con maestría para reforzar su marca e imponer un modelo de negocio y de turismo conflictivo. Esta es la historia de Airbnb contada desde Barcelona.